Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 marzo 2010 7 07 /03 /marzo /2010 17:14



Identité 2

 

  Un abcès purulent  (cf article précedent)  personne ne croyait que la France pourrait l’attraper, le pays des Droits de l’Homme ! … ça ne devrait pas être possible, nous devrions avoir honte, me disent  mes connaissances.


  Avant-hier soir, match de foot : France Espagne, amical, le stade de France à St Denis a ovationné  l’équipe d’Espagne vainqueur 2/0,  pour moi un duel personnel  d’identité; il y a des mois  je me suis surprise à être nationaliste en foot, il faut le faire ! il faut vous dire que je zappe dès que les sports arrivent à la télé, cependant je croise les doigts pour que l’Espagne gagne;  avec le Barça plus encore: je suis sûre qu’il va gagner, c’est une question de principe.

 Si l’équipe de France joue contre l’Allemagne, l’Angleterre, l’Italie il est évident que je veux la victoire de la France ; mais si c’est contre l’Espagne… l’Espagne  doit gagner ! Donc mes identités ne sont pas à égalité, dans le reste peut être, mais pas en football.

 Pour moi seulement?  s’il y a un lien social qui suscite la  ferveur patriotique c’est lors des matchs de foot et tout un peuple devient amateur dès que l’équipe nationale gagne, même les filles se maquillent aux couleurs : bleu blanc rouge à Paris, rouge et or à Madrid et ne parlons pas des anglaises avec leur croix de St James.

 Le passage des Abbesses résonne de tous les « HOURRA ! » quand les nôtres (les leurs) marquent un but, d’un « OHHHHHHH ! »  quand ils en encaissent un, un petit passage de rien du tout, imaginez ce que c’est au stade de Saint Denis ou sur les Champs. D’ailleurs les cafés ne s’y sont pas trompés qui ont installés des écrans géants lors du Mondial de 98 ( ou 2002?)  les français ont tous la télé chez eux mais aller au bistrot et voir en groupe c’est le pied ! La communion.

  Quel que soit le pays, pour voir le match il y a plus de monde devant les écrans qu’autrefois le dimanche à la messe. À l’église, le dimanche matin, se  tissait un fort lien social. Si vous ne l’avez pas vécu vous n’avez qu’à vous rappeler « La Petite Maison dans la Prairie »… toute la semaine chaque personnage vaque à ses occupations mais le dimanche toutes les carrioles convergent avec les familles, endimanchées, vers la chapelle et bien souvent les conflits se dénouent là, ou c’est là qu’ils se nouent ou qu’ils deviennent évidents.

 Le Barça de ma Catalogne natale est le premier à l’avoir incarné sinon compris. Dans mon enfance c’est seulement lors des matchs du Barça que l’on voyait ondoyer le drapeau catalan, quatre barres de sang sur champ d’or Guifré el Pilós, neveu de Charlemagne,...en 897 el Pilós agonisant avait plongé la main dans son cœur blessé et tracé quatre traits de sang  sur son bouclier couleur or, depuis ces temps lointains du IX siècle c’est notre symbole. Lors des matchs Real Madrid-Barça  je ne vous dis pas l’ambiance… aujourd’hui … imaginez dans les années du franquisme. Mon oncle Ramón en délirait, c'était le frère de mon père, qui en l’absence de celui-ci avait été mon initiateur . C’est de cette époque que date le slogan « Més que un club » = Plus qu’un club.

Que signifie  ce PLUS si ce n’est l’essence d’une nation ?

 

Identidad 2


 

 

Un absceso purulento... nadie pensaba  que Francia pudiera ser víctima de ello (más bien verdugo) ¡el país de los Derechos Humanos! No puede ser, parece imposible, deberíamos avergonzarnos, dicen mis relaciones incluso relaciones de café.

 

  El miércoles partido de fútbol, Francia España, amistoso, el estadio de Francia en  S. Denis ovacionó al equipo de España, vencedor por 2 a 0,  para mí un duelo personal de identidades, hace meses me sorprendí a mí misma viéndome  nacionalista en fútbol, ¡hay que ver!  tengo que deciros que en cuanto aparecen deportes Telezaping seguro, sin embargo cruzo los dedos para que España gane, con el Barça lo que me ocurre es más fuerte, estoy segura de que ganará, es cuestión de principios.

 Si Francia juega contra Alemania, Inglaterra o Italia, está claro que quiero que gane Francia… pero cuando es contra España, España es la que debe ganar, no lo había conseguido nunca hasta el miércoles. Así que mis identidades no pesan lo mismo, quizás cuando se trata de todo lo demás pero en fútbol ni hablar.

¿Para mí únicamente? Si hay un vínculo social que suscita el fervor nacional, es durante un partido de fútbol, y todo un pueblo se hace aficionado en cuanto gana la selección nacional, hasta las chicas se maquillan con los colores nacionales: azul blanco rojo en París, rojo y gualda en Madrid, no hablemos de las inglesas con su cruz de S. James.

 El passsage des Abbesses  retruena con todos los “HURRA” cuando los nuestros (los suyos) marcan y de un “OH” general cuando se lo marcan, un pasaje pequeño imaginad lo que ocurre en St Denis o en los Campos Eliseos.  Las cafeterías no se equivocaron al instalar pantallas gigantes en el Mundial del 98 (o de 2002) los franceses tienen todos tele en casa pero ir al bar y ver el partido todos juntos es gozo supremo. La comunión.

En cualquier país hay más gente ante las pantallas para ver un partido que el domingo en misa. En la iglesia, el domingo por la mañana, se tejía un inmenso vínculo social. Si no lo vivisteis, sólo tenéis que recordar “”La casa de la pradera”…  cada personaje durante la semana se ocupa de lo suyo pero el domingo todos los carros convergen con toda la familia peripuesta hacia la capilla y a menudo allí se resuelven los conflictos, o allí empiezan,  o allí salen a la luz.

 El Barça de mi Cataluña natal fue el primero enencarnarlo o comprenderlo. En mi infancia era en los partidos del Barça, sólo en ellos, que veíamos flotar la bandera catalana, cuatro barras de sangre en campo de oro. Vifredo el Velloso sobrino de Carlomagno, agonizante en 897 el Velloso había clavado sus dedos en su corazón herido y trazado cuatro trazos de sangre en su escudo color oro, desde esos tiempos lejanos del siglo IX es nuestro símbolo,  prohibido por Franco. No os digo el ambiente cuando juegan el Real Madrid y el Barça… hoy… imaginadlo durante el franquismo. Mi tío Ramón se volvía loco, hermano de mi padre, en ausencia de éste fue mi iniciador futbolero, … De entonces viene el eslogan “más que un club”

¿Qué significa este MÁS si no es la esencia de una nación?

 

XXX

 

Compartir este post

Repost 0
Published by maririu - en actualité
Comenta este artículo

Comentarios

mcjaramillo 03/28/2010 17:52


¡Que bien expresado, Maririu!
Yo que no soy nada fufbolera, y menos, nacionalista, he de confesar que, cuando juega la selección española de fufbol, siento un orgullo de pertenencia que a mí misma me sorprende.
Un gran abrazo, queridísima.


maririu 03/29/2010 19:35


¡qué alegría chiquilla! muchas gracias. (gracias también por el apoyo, pero no vale la pena molestarse)
a ver si te gusta el nuevo


Gaspard P.-A. 03/11/2010 15:16


Pues yo soy del Barça, y de la Real, la Erreala de la ciudad desde donde escribo, y del PSG, más que nada por la pena de la gloria perdida, y del Chelsea. Eso en cuanto a clubes de fútbol. Luego
están los de rugby, el europeo, el australiano. Y los de hockey sobre hielo de Canadá.
Como diría San Agustín, Intellige ut credas en esto de las naciones. Tony Judt ha hablado de la Edge People, la gente que se sitúa al borde de las identidades y acaba construyéndose una muy
preciada.
La identidad, dice Todorov, no existe, sino las identidades. Las identidades complementarias y contradictorias, sociales, familiares, culturales, tecnológicas, ideológicas, laborales, educativas,
nacionales, deportivas, estéticas. Amartya Sen tiene un libro muy bueno al respecto, viniendo de un país tan múltiple como la India. Las identidades son dinámicas, no se pueden fijar en el tiempo,
no son estáticas. Las identidades no las puede fijar el Estado mediante actos organizados por la Prefectura departamental. Desde una perspectiva liberal, al Estado no le corresponde definir la
Identidad, la Memoria Histórica, conceptos abstractos. Sólo en casos como las Comisiones de Verdad, donde ha habido necesidad de poner números a la tragedia, las instancias públicas tienen algo que
decir. Este debate fallido se produce cuando las ideas, y los votos, del Frente Nacional decaen. Si el resultado es decidir que se cante la Marsellesa todos los días, ante los problemas tan graves
que hay en otros ámbitos –paro, educación, salud, pensiones– y los que una tormenta más o menos fortuita destapa inesperadamente, se concluye que ha sido una broma de mal gusto. Para dejar correr
los peores instintos, según Baroin, diputado de la Troye, de la mayoría conservadora. Cuando hay que ir a los temas sociales y económicos, como dice el mediador de la República, o el presidente de
la Hadel, Alta Autoridad contra la Discriminación y la Desigualdad. Un senador dice que ese hombre es perfecto para el puesto que ocupa, “porque es uno de esos de la vieja burguesía protestante”.
Cómo es posible. ¡Antes la secretaria de Estado de Familia dice esperar que los jóvenes de los barrios no se sigan poniendo la gorra al revés! Pero esto es universal entre partidos, tenemos al
mandamás regional Frêche, hablando de “subhumanos” y “careta judía”. Está luego la situación en las cárceles, denunciado por un alto funcionario del Ministerio del Interior encargado de la
protección de las libertades, que esta semana ha publicado un informe, y que antes aparece citado en el ensayo de Matthieu Aron, ‘Gardés a vue’, en el que se detalla la escandalosa situación de los
calabozos del Palacio de Justicia, a un tiro de piedra de los bulevares y el Louvre. Vaya identidad nacional.
El martes emitieron un especial sobre la rafle del Vel d’Hiv, con gente invitada como el abogado Klarsfeld, al tiempo que sale a su vez una película. Jorge Semprún decía en la tele el viernes y
escribía en ‘Le Monde’ el sábado de la fuerza de la ficción para llegar a lugares a los que la constatación de la realidad no alcanza. La semana pasada echaron otro documental sobre la ley Veil.
Mujeres y hombres como ella quedan pocas. Escuchando las intervenciones de los diputados de su propio partido, diciendo como “usted, que volvió de los campos, va a atentar contra la Humanidad y la
identidad natalista de la Nación”, pienso, ¿hemos avanzado desde 1974? Cuando el presidente dice en un programa de televisión que la Nación es como una Familia, uno piensa en el lema Trabajo,
Familia y Patria con el que quisieron sustituir la trinidad revolucionaria de Libertad, Igualdad y Fraternidad. No es lo mismo, ni se trata de eso, sería una aberración decirlo. Que es lo que ha
hecho Emmanuel Todd, cuando habla de actitudes del pasado, de odio contra la intelectualidad y la universidad. La universidad nunca ha recibido tanto dinero, la suya, la Ley de Autonomía, ha sido
la reforma estructural más importante de estos tres años, y la reforma estructural más importante en Francia desde la ley de René Haby, colega de Veil, otro giscardiano independiente de derechas
cuyo legado ha sido convertido en tótem psicopedagógico por la izquierda francesa. Incluso un progresista como Jacques Julliard reconocía a la ministra del ramo, V. Pécresse, el esfuerzo
presupuestario para con la Universidad, a cuenta del proyecto de inversión conocido como emprunt, en el programa ‘Vous aurez le dernier mot!’ de 15 de enero. Menos identidad y más euros, aunque
parezca una petición materialista, que lo es, y a mucha honra.
Uf, quelle barbe!


maririu 03/27/2010 14:21


gracias Gaspard y perdón por el tiempo que ha pasado hasta mi respuesta me acuerdo que hace unos diez días empecé por tí el turno de respuestas y se lo tragó el internet ése, lo que me desanimo y
me fui...
Empecé por ti porque tu comentario me hizo avanzar en mis reflexiones y estoy contenta de que lo que yo siempre he sentido tenga bases en libros de excelentes pensadores, me apunto a Tony Judt y
Todorov (éste no es la primera vez) para cuando pueda leer sin que me duelan los ojos.
Aprovecha la primavera en donde éstes viajero.


catherine 03/08/2010 22:05


Yo del fútbol conozco muy poco ahora. De pequeña en el pueblo acompañaba a mi padre para mirar el partido del club local en que jugaba mi hermano. Lo que veo y oigo cuando haya partidos
"internacionales" son las banderas de Italia o Argelia y las bocinas y los gritos de los hinchas que tengan los PAPELES o no. Cuando el famoso partido Argelia/Egipto al principio estaban en la
calle familias enteras de Argelinos (o Franceses quizás) con los niños y los abuelos; una gran fiesta antes que lleguen los casseurs, los depredadores. ¿ Porque el patriotismo acaba la mayoría de
las veces con manifestaciones de violencia?


maririu 03/27/2010 14:13


gracias Cathérine y perdón por el tiempo que ha pasado antes de mi respuesta no me preguntes como ha pasado el tiempo, no lo sé...
O sea que cuando hay partidos lo que ves es una demostración colectiva de "pertenencia"
y tu pregunta va en el sentido de nuestra reflexión se definen en contra de ... y están dispuestos a luchar ...y a morir ... la guerre de 14-18


Flamenco Rojo 03/08/2010 20:33


Con la iglesia hemos topado amigo Sancho…digo María, Miguel…Nada como mi Sevilla F.C. de mi arma.
No me gusta el futbol, me gusta mi Sevilla…como sufrimos el pasado sábado, que después de acariciar con un 0- 2 en el Bernabéu, el Madrid nos “robó la cartera”. Sólo un dato, sabía dibujar el
escudo del equipo de mis entretelas antes que las vocales…y es que yo era sevillista antes de nacer.

Un abrazo.


maririu 03/27/2010 14:08


graciasPepe y perdón por el tiempo que ha pasado antes de mi respuesta.... y te contesto
en medio de las fiestas  que no topan con la iglesia amigo Sancho, digo Flamenco, que son quizás religiosas, en todo caso identitarias en Sevilla y allende.

Me gustaría saber si os sentís "la familia flamenco rojo" formando parte de una comunidad, de una identidad en estas fiestas o al ver jugar al Sevilla o en ambos casos.


Miguel Mora 03/08/2010 17:23


Otra cosa es que el Barça sea más que un club, creo que a su presidente lo fusilaron en la guerra y – Montalbán también decía – fue durante la postguerra una especie de ejército desarmado del
catalanismo. En este sentido un madridista como yo no tengo inconveniente en decir ¡Visca el Barça!
¿La esencia de una patria?: no sé. Seguro que sí… si la patria es la infancia. Yo los domingos me preocupo de saber cual ha sido el resultado del Lugo que juega en 2ª B.


maririu 03/27/2010 14:03


cf respuesta anterior
seguramente no fui muy clara en mi exposición intenaba encontrar un momento de "impulso"=élan  en el que un conjunto de individuos sienten que forman una sociedad que comulgan en un
determinado propósito.
con paciencia y una caña,


Présentation

  • : Le blog de maririu
  • Le blog de maririu
  • : La Culture, en allant de l'actualité à l'histoire, la personnelle et celle avec un grand H, et en s'arrêtant au bonheur que l'Art procure Les mots et reflexions que cela suscite. Lieux Paris, surtout, et d'autresen particulier l'Espagne. Le tout en français et espagnol (chaque texte est accompagné de sa traduction à l'autre langue tantôt l'une tantôt l'autre).
  • Contacto

Recherche

Pages